viernes, 14 de noviembre de 2014

Una de aeropuertos, BOTELLAs de agua, y aspersores.

Hoy me acompañan mi perra Corintia y la BSO de "Los niños del coro".

Al grano. Resulta que me encontraba en el rodaje de una película nacional que tendrá su estreno en la gran pantalla el día x del mes x del año 2015.
Ni que decir tiene que yo era el actor principal (de mis cojones). Otro figurante más de unos 300.
Bueno, no estuvo mal. Duró 8 horas, de 22.00 a 06.00, y estuvimos cobijados y sin pasar frío a excepción de los gilipollas que salíamos a fumar porque aún seguimos diciéndonos que mañana lo dejamos.

El caso, 35 pavos que, por tocarte los huevos, no está mal, pero que cuando empiezas a pensar en lo que va a ganar la productora, lo que van a ganar los actores, lo que vamos a pagar cada uno de los que vayamos al cine a verla (6 euros por favor, gracias, vuelva pronto)... en fin. Podrían estirarse un pelín más. 
Al menos esta vez fueron 8, y no 12 horas como la otra vez donde encima cobramos 2 euros menos. 

Bueno que me enrollo. Vamos al tema que me ocupa. Me dejó un poco anonadado.
Voy al baño a mearla. Sacudo a la "indómita" brutalmente contra la pared. Rompo un baldosín. Echo un galipajo con previa absorción de mocos armando buen jaleo para dejar patente mi virilidad, y voy a lavarme las manos cuan metrosexual con apego a la higiene. 

SURPRISE MOTHERFUCKER. 

Del grifo, del PUTO GRIFO, ya no sale agua. Y no, no es que no salga un chorro como los de casa de tu abuela, o que salga un chorro más agarrao que los catal... que los pelos del culo. ¡Es que ya no hay grifos! Hay aspersores.

Vamos a ver...


¿QUÉ SOY, UNA PUTA PLANTA? ¿TENGO PINTA DE CANÓNIGO? ¿DE RÚCULA QUIZÁS? ¿EN QUÉ MOMENTO SE LE OCURRIÓ AL EXCELENTÍSIMO DIRECTOR DEL AEROPUERTO, ESO SÍ, AHORA CON SU RECIENTE, ELENGANTÍSIMO Y NUEVÍSIMO ESTRENADO NOMBRE, PONERME UN PUTO ASPERSOR PARA LAVARME LAS MANOS?


Un minuto tuve que estar aporreando aquella mierda y aun así el gel no se me iba de las manos (siempre me quedará la sospecha de si algún gamberro experto en machacársela no se habrá corrido allí dentro). Lo que se me iba de las manos estaba siendo otra cosa...


- Bueno, así se ahorra agua -me dirán algunas locuaces figuras del ecologismo-.

Perfecto. No podría estar más de acuerdo con ellos. Pero, seamos honestos. ¿Realmente el motivo que les mueve es el de ahorrar agua? No. A ellos no les mueve, como tampoco se les mueve. Ellos mueven. Concretamente mueven -¿el qué?- tu culo para que salgas de allí cagando leches a gastarte 4 euros en una mierda de botella hecha a base de petróleo y agua.

Reinventarse o mor...pagar (por sed).
Algún intrépido y talentoso lector ya habrá avistado una solución al problema sin pasar por caja.
Te voy avisando ya. Como tengas que llenar la botella en el aspersor vas fino. Te comes con patatas lo que seas capaz de llenar y de paso las e-coli y demás bacterias que cojas del final del grifo ya que para que tengas una mínima oportunidad de que tu botella se llene tienes que pegarlo literalmente al grifo.


Bueno. "Indignao" no, lo siguiente. Si fuera por puros motivos ecológicos, aplaudiría la idea usando para ello tan sólo mis órganos reproductivos. Es más, aplaudiría la idea de poner esos aspersores (aunque exponencialmente más potentes) en cada casa, pero no sólo en la de los pobrecitos. Empezaría a ponerla en la del que ha tenido la idea, en la del director del aeropuerto. Que haga la prueba durante un mes y ya si eso que haga la review y la suba a Youtube.


El dinero llama al dinero. Puta codicia. Cobrar 4 euros por una botella de agua. 35 euros gané aquel día por 8 horas. Echando cálculo me sale que cobro la hora a... ¡Bingo! 4,375... Brilliant! Ya tengo para una botella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario